Henderson, el rey de la lluvia

republicaUn millonario que grita, salta, baila y corre por un poblado africano para provocar llamar a la lluvia. Curioso cuanto menos, así es Henderson, el rey de la lluvia del Premio Nobel de Literatura y Premio Pulitzer Saul Bellow.

Sinopsis

Bellow explora todo el color y el exotismo del continente africano en este libro hilarante: Euguene Henderson es un norteamericano millonario de mediana edad que, en busca de una nueva vida, decide instalarse a vivir en medio de una tribu africana.

Las hazañas hercúleas de Henderson y su incontrolable pasión por la vida le granjearán  la admiración de la tribu, pero será su don de hacer llover lo que lo convertirá de un simple héroe en un mesías.

Opinión

Si la contraportada no sirve como anzuelo para el lector, la narración de Saul Bellow lo atrapará desde el primer momento. Es complicado hablar de Henderson, el rey de la lluvia porque todas las líneas me parecen una obra de arte y merecen ser destacadas.

El libro está en primera persona y la historia la cuenta el propio protagonista, Henderson. No sé si por la labia que desprende (es un norteamericano millonario, nunca le ha faltado nada) o por los desastres que origina y de los que es consciente acaba cayendo bien, los primeros capítulos son introductorios para comprender por qué realiza un viaje tan arriesgado a África y también para conocer la clase de personaje a la que nos enfrentamos.

Antes de contarnos cómo viaja hasta este continente, ya conocemos lo esencial y nos hemos echado unas risas con sus peripecias, tales como tener una granja de cerdos a la entrada de su casa o aparecer en medio de una reunión de su mujer con sus amigos ataviado con una bata de pana roja, una gorra de cazador del mismo color, una pierna enyesada y calcetines, fingiendo no conocer a ninguna, ni a su esposa, por el simple hecho de fastidiar.Todo un personaje, pero no por ello tonto. Al estar escrito en primera persona, asistimos de en directo a una sucesión de pensamientos filosóficos constantes sobre la vida, la muerte y su pasión por el mundo. Algunos discursos resultan increíbles puesto que los inserta en medio de una conversación convencional sin que resulta algo extraño para la otra persona.

Una vez presentado, se interna en la parte más salvaje de África de la mano de su Romilayu, su guía, traductor y criado que soportará con gran paciencia lo que se le ocurre a su amo. Juntos conocen dos tribus muy distintas entre sí y ambas enseñarán secretos sobre la vida a Henderson, especialmente los reyes. Cada poblado tiene sus costumbres y alguna que otra chocará con nuestra visión occidental, como la de tener un un sungo o rey de la lluvia o la reencarnación del antiguo rey en un cachorro de león. Sin embargo, esta vida tan distinta tiene un encanto especial que nos hace abrir la mente a nuevos estilos de vida.

La novela tiene muy buenos momentos, hay partes totalmente absurdos que sacarán más de una carcajada al lector y también diálogos mu y profundos, sobre todo entre Henderson y el rey Dahfu, acerca de los temas abstractos y filosóficos que nos rodean. Henderson, el rey de la lluvia es una lectura amena que deja un buen sabor de boca.

Pensaba: “Bueno, a lo mejor todas las personas cargan con su propia África. O si van al mar, con su propio océano”. Con eso yo quería decir que, como yo era un individuo turbulento, estaba experimentando un África turbulenta. Sin embargo, eso no quería decir que el mundo no existiera por mí. No, sinceramente creo en la realidad. De veras

Anuncios