Los cínicos no sirven para este oficio

9788433967961Nunca viene mal echar de vez en cuando la mirada atrás en busca de los grandes, porque son ellos los que nos enseñarán a ver mejor el presente. Este es el caso de Los cínicos no sirven para este oficio de Ryszard Kapuściński.

Sinopsis

El gran reportero polaco Ryszard  Kapuściński (que estuvo en Italia en noviembre de 1999 con motivo de la VI Convención «Redactor Social») afronta las principales cuestiones vinculadas con la descripción de la realidad, en una época de grandes cambios políticos y sociales, y de revoluciones tecnológicas en el ámbito de la información. ¿Cómo contar la pobreza, el hambre, las guerras? ¿Es imprescindible tener motivaciones éticas para ser un buen periodista? ¿Qué relación existe entre realidad y narración? ¿Cómo moverse entre la investigación de la verdad y los condicionamientos del poder? ¿Es cierto que la televisión e Internet han cambiado definitivamente la forma de hacer periodismo? El libro incluye una entrevista de A. Semplici con el escritor acerca de los acontecimientos que llevaron a la emancipación de África del dominio colonial, y un diálogo con el narrador y crítico de arte John Berger sobre el «ver, comprender y contar».

Opinión

Corto pero intenso, así se puede resumir este pequeño libro del gran Kapuściński. En él se recogen sus respuestas a tres entrevistas que dio, dos solo y la última junto al escritor A. Semplici, permitiendo un diálogo entre ambos.

El entrevistado muestra la parte más humana de un oficio muchas veces odiado: el periodismo. Así, cuenta cómo prefiere retratar la pobreza y la peor cara de la humanidad que es precisamente la más complicada de narrar. También habla de sus múltiples experiencias en destinos de este calibre, Asia, África y América Latina, donde ejerció de corresponsal primerizo. Entre sus vivencias explica al público los problemas que tenía como corresponsal para cubrir todas las noticias de África en aquellos años, con el telégrafo como tecnología más punta y confiando en que hubiese uno en la ciudad donde se encontraba en ese momento.

Y sacando su parte más humana, por lo que se conoce a este hombre y se reconoce su labor como periodista, afirma la necesidad de acercarse al lugar o a la persona de la que hablará en un futuro, ser uno más de la ciudad afectada, para poder entender realmente lo que escribirá. Hablará de la ética del oficio, tan complicada para los que ejercen la profesión aunque muchas veces la población no sea consciente de ello.

Los cínicos no sirven para este oficio ofrece una de las caras más bonitas que tiene el periodismo a pesar de su dificultad, todo ello de la mano de un profesional como es Ryszard Kapuściński. Porque, como dice él y el título de este oficio, los cínicos no sirven para este oficio.

Es un error escribir sobre alguien con quien no se ha comparado al menos un tramo de la vida

Anuncios