Kira-Kira

9788424116941El amor entre hermanas es uno de los más bonitos que existen; un sentimiento que, a su vez, sirve para mostrar otra serie de emociones como en Kira-Kira de Cynthia Kadohata.

Sinopsis

Cuando Katie y su familia se mudan de la comunidad japonesa de Ioka al sur de Georgia, Lynn, su hermana mayor, con su especial visión del mundo le enseña a mirar hacia el futuro sin dejar de apreciar todas las cosas kira-kira (esplendorosas) que se pueden encontrar en la vida.

Opinión

Mudarse es un paso importante para una familia y más si ésta tiene serias dificultades económicas como la de este libro. Pero al principio todo es maravilloso. Katie es la narradora y comienza con seis años a contarnos sus peripecias junto a su hermana mayor, Lynn. Juntas viven la infancia ideal, al margen de los problemas que te acucian cuando eres adulto, y gracias a sus vivencias podemos ver los ojos ciegos de un niño pequeño.

Poco a poco las inquietudes de sus padres se transmiten a las pequeñas y así lo expresan en el libro: es la hora de la mudanza. Cuando tienes esa edad cualquier cambio se convierte en una tragedia y así lo viven las hermanas al dejar su vida atrás, la menor pierde su peluche favorito y la tranquilizan diciéndole que algún día no se acordará de él. Razón no les faltaba pero nunca pensaron en cómo se olvidaría del juguete.

La llegada a la nueva ciudad solo sirve para aumentar el desasosiego de Katie, quien empezará el colegio por primera vez. Allí recibirá una lección que no deberían entender siendo tan pequeños: el racismo existe y lo extranjeros son apartados como es el caso de los japoneses en Estados Unidos en los años cincuenta. Además, sus padres no tendrán tiempo ni de respirar por ganar el mayor sueldo posible para comprar la casa. A esto se suma un nuevo problema, el nacimiento de un tercer hermano, Sammy.

El libro es un compendio de pequeñas y grandes enseñanzas sobre la vida, la mayoría provenientes de Lynn hacia su hermana menor, pero ésta aprenderá en gran medida a valerse por sí misma. La enfermedad, la pobreza, el sentimiento de exclusión sin motivo aparente y especialmente, el paso de la infancia a la adolescencia son los principales temas que rodean a una joven Katie, una niña que se verá obligada a crecer de repente para hacer frente a la carga emocional.

Kira-Kira es un conjunto de valores transmitidos gracias a la mirada de una pequeña, el cambio psicológico por lo que rodea a una persona aunque no llegue a diez años y sobre todo, el amor de una familia y de una hermana, uno de los sentimiento más fuertes que podemos sentir.

Éramos pobres, pero a la manera japonesa. Es decir: nunca pedíamos prestado a nadie y sanseacabó. Es decir: una vez al año comprábamos tantos sacos de arroz de veinte kilos como podíamos y no volvíamos a preocuparnos por el dinero hasta que empezábamos el último saco

Anuncios