Con vistas a tu interior y al mío

CapturaSiempre hay alguien que nos marca irremediablemente. La relación pudo ir por mil cauces, estaría llena de baches o fue un camino de rosas hasta el final, pero lo cierto es que después de él o ella no encontramos alguien que se le pareciese. Con vistas a tu interior y al mío es el relato de EmeCé Bernal sobre el amor que marcó la vida del protagonista.

Sinopsis

Con vistas a tu interior y al mío está compuesta por una combinación de poemas y microrrelatos que, leídos por separado, se entienden como pequeñas historias y, a la vez, leídos en conjunto y de manera ordenada, constituyen un único relato. Esta amalgama de poemas y microrrelatos constituye una reflexión sobre el amor y el desamor. Se trata de un texto introspectivo en el que el protagonista conversa consigo mismo en un monólogo en el que rememora, de forma interiorista, los momentos de una relación. Una relación que está cargada de amor –por supuesto– y de miedos, frustraciones y reproches –¿¡cómo no!?–. Una relación que es tan utópica como complicada. En definitiva, una relación que constituye un vaivén de emociones encontradas: daños y alivios, idas y regresos, malentendidos y reconciliaciones. Y, por supuesto, Con vistas a tu interior y a mío es una transmisión estética de los sentimientos que hacen vibrar desde dentro todo el cuerpo.

Opinión

Escribir sobre el amor no es fácil. O mejor dicho, escribir sobre el amor sin caer en el estereotipo, sin utilizar las frases dichas mil veces antes de un nuevo texto y sin caer pesado a quien nos lee resulta complicado. Por eso tiene tanto mérito Con vistas a tu interior y al mío.

Este libro está formado por varios textos y poemas que juntos cuentan la historia en primera persona de El Zurdo, el protagonista. Al comienzo nos explica quién es él y su enamorada, los preliminares de su amor. El resto se encuentra dividido por las diferentes etapas de una relación, desde la pasión febril del principio pasando por la duda de ser abandonado, la constante pérdida de la pareja y el final, duro y triste para el narrador. Con la delicadeza extraordinaria del enamorado, El Zurdo describe a una mujer perfecta, sin fallos a la vista y que le da forma a su vida con su mera presencia o con el pensamiento de saber que están juntos. La alegría del amor traspasa al papel y nos recuerda nuestros propios buenos momentos con alguien. Pronto llega el miedo a perder a la otra persona, a saber que el paraíso tiene su límite y se puede acabar en cualquier momento. Y la desolación se hace con el control dejando a un lado la belleza y la plenitud de una bonita pareja para seguir el camino hacia el final, donde la tristeza y la culpa se hacen hueco en el corazón del protagonista.

Enlazando con el primer párrafo, podemos encontrar versos y microrrelatos largos y cortos, pero todos ellos están escritos con emoción y sensibilidad. Así, El Zurdo cobra vida y nos parece una historia creíble, los pensamientos de alguien que se enamora y pasa por las distintas fases dentro del amor.

Con vistas a tu interior y al mío es una oda al amor en forma de poesía y prosa con la que sonreiremos ante la delicadeza de las palabras, sufriremos con el protagonista por frustración y compartiremos el vacío final del enamorado, un vacío por echar de menos a una amada que no volverá y a los buenos momentos vividos juntos.

He aprendido que llorar no es de cobardes

y que lo peor que puede hacerte una persona

no es abandonarte,

sino dejar que te abandones

Sobre la autora:

Firmo como EmeCé. No es mi nombre de pila, sino un alfónimo creado a partir de las iniciales de mi nombre. He elegido este alfónimo como pseudónimo porque personas que he conocido en distintos contextos y que significan mucho para mí me llaman así. Nací el mismo día que murió Margaret Hamilton, la bruja malvada de El Mago de Oz. Y yo, como ella, también me considero una defensora de los derechos de los niños.Captura de pantalla 2016-04-30 a las 12.19.44

Si parezco despistada a veces es solo porque transito a menudo por lares propios a los que nadie tiene acceso –a no ser que los convierta en literatura–.

Caminé tanto tiempo por mi interior que empecé a sentir claustrofobia, y, así, surgió el Zurdo, protagonista de Con vistas a tu interior y al mío, que le da vida a todo lo que llevo dentro y a todo lo que recojo de fuera.

 

Anuncios