Irène

L9788420418858os asesinos pueden tener muchas razones para matar a una o a varias personas, pero algunos llegan a realizar aberraciones por una causa muy concreta. Este es el asesino protagonista de Irène, de Pierre Lemaitre.

Sinopsis

El comandante Camille Verhoeven vive la vida perfecta: está casado con la maravillosa Irène, con la que espera su primer hijo. Pero su felicidad se resquebraja tras un asesinato inusualmente salvaje. Desde que la noticia se hace pública, la prensa lo acecha y cada uno de sus movimientos se convierte en noticia de portada. Verhoeven descubre que el asesino ha matado antes. Cada uno de sus crímenes parece rendir homenaje a una novela negra clásica, por lo que los periodistas se apresuran a darle un sobrenombre: “El Novelista”. Quienes pueden ayudar a encontrarlo se suman a la lista de sospechosos: un librero y un profesor universitario expertos en novela negra. La investigación se convierte así en un duelo intelectual, y en una aterradora carrera contrarreloj.

Opinión

Después de leer un libro, solo uno, de Åsa Larsson cualquier asesinato que aparezca en la literatura negra es una nimiedad. Pero no, Irène nos confirma que siempre se puede ser más bestia. La novela es el inicio de la saga protagonizada por Camille Verhoeven, aunque se pueden leer salteados sin problema.

El libro comienza con muertes tan brutales que no se pueden describir sin horrorizarse y el caso pasa a ser una lucha a contrarreloj para no repetir lo que han visto. Pronto se darán cuenta del paralelismo entre los crímenes y los clásicos de las novelas novelas, una tarea que se puede extender hasta el infinito porque cada persona considera diferentes obras maestras, y en uno de ellos es el famoso La Dalia Negra de James Ellroy (por vuestra sensibilidad, no busquéis fotografías).

La verdad es que es una pena porque el autor, Pierre Lemaitre, se caracteriza por darle un ritmo especial a sus libros y no deja que nos despeguemos ni una sola vez de sus páginas para no perdernos ningún detalle, pero no ha sido el caso. Resulta muy pesado y algunas partes dudas entre seguir leyendo para ver el final o dejarlo y pasar a otra lectura, y si además vienes de leer Vestido de novia o similares llega a defraudar por el gran cambio que hay entre ambos. Iréne pasa desapercibida entre tantas novelas de género negro que siguen las mismas pautas, diálogos y directrices para resolver el caso y como digo no debería ser así. Eso sí, los amantes clasistas de este género lo agradecerán por ver sus mejores obras plasmadas.

Por otro lado, es notable la continua presencia de la prensa en este libro y su afán por conseguir la última noticia, el detalle más escabroso de todos y la mejor imagen. Es aquí donde aparece el sensacionalismo de los sucesos y el gusto por el morbo que después se transmite a la sociedad, expectante por saber cualquier cosa relacionada con el asesinato aunque sea un reportaje sobre el comisario.

Como curiosidad, me gustaría añadir que precisamente cuando acabé de leer el libro busqué información sobre los crímenes y apareció una noticia muy curiosa: el 31 de mayo de este año se resolvió por fin el caso de la Dalia Negra y aquí se puede leer. Una coincidencia singular.

El interés que suscitan los grandes casos mediáticos en las altas esferas se mide por los medios de los que dispone la policía. A Camille le asignaron una gran sala en el sótano, sin luz natural

Anuncios